¡Qué rollo… no se cómo decorar mi casa!

 

Eres uno de esos que piensan…:

– No sé como decorar mi casa.

– ¿Cómo puedo pintar mi casa?

 

Saber un poco de decoración y tener gusto por ella es muy bonito.

Sí.

Es bonito para aquel que le encanta jugar, salsear tiendas, improvisar, probar estilos, hacer manualidades…

Muy divertido.

Pero eso: para quien le guste.

No a todo el mundo le gusta perderse en tiendas de muebles durante horas, dar 3 vueltas en la misma sección, perderse, volver a encontrarse…

A mí en particular me encanta.

De hecho hace unos meses que conocí Ikea de Bilbao. Era una cita que tenía pendiente hace años.  Me había recorrido la página web aproximadamente 1072 veces (si no son más…).

La pena es que mi acompañante empezó a quejarse y a bostezar cuando llevábamos 22 minutos dentro de la tienda. Así que antes de reñir preferí hacer la compra y prometerme a mi misma que volvería sola más adelante.

 

Pero… ¿qué pasa con esa gente que lee esto y dice…?

 

– Bueno bueno… ¿estamos tontos o qué? ¿Cómo le puede hacer tanta ilusión eso?

 

 ¿Y qué pasa con aquel otro que me comenta…?:

–  Si es que yo no se lo que quiero para mi casa. ¡Hasta que no lo vea todo en su sitio no sé decirte si me gusta o no!

Habitación vacía

Y el vecino que quiere pintar su casa:

– Pues a mi me gusta el color rojo porque me recuerda al pañuelico de San Fermín.

– Muy bien. Pero ¿qué color quieres para tus paredes del salón?

– No se, ya te he dicho que me gusta el rojo.

 

Está claro que si te sientes identificado con uno de estos casos necesitas saber algo:

Tienes que hacerte una serie de preguntas antes de empezar a plantearte nada. Coge papel y lápiz y apunta.

 

¡Hazlo!

 

  1.  ¿Cómo quieres sentirte en tu casa?

¿Qué tipo de vida vas a hacer en tu casa?

¿Qué sensaciones quieres tener en cada una de las estancias de tu casa?

 

Ejemplo: el vecino que le gusta el color rojo

 – A la noche cuando entro en mi habitación quiero sentirme tranquilo porque trabajo muchísimo y tengo una vida algo estresante.

Entonces, como regla general tienes que saber que el rojo no es un color que deba inundar tu habitación.

El color rojo como tal en todas sus tonalidades es luminoso; tiene muchísima fuerza. Sin embargo, en la decoración, tenemos que tener cuidado con este color y otros que tienen tanta intensidad.

En función de las sensaciones que queramos vivir podremos elegir unos colores u otros.

Salón muy rojo

2. ¿Cómo te sientes en tu casa, en la oficina, en tu bar favorito?

Sé consciente de lo que experimentas en cada uno de los lugares que estás a diario.

 

¿Cómo te sientes en la oficina? Siéntate solo y reflexiona un rato.

¿Cual es tu lugar favorito de la casa? ¿Como está decorado?

Apúntalo.

 

  1. ¿Qué estilo de vida llevas?

También puedes incluir tus hobbies:

 

¿Eres muy familiar? ¿Con quién vives?

¿Te gusta viajar a la playa o al campo?

¿O prefieres pasar tiempo en la casa de tus abuelos?

¿Estás mucho tiempo en casa?

¿Eres una persona clásica, moderna…? ¿Eres práctico o te gusta lo sofisticado?

¿Cómo vistes? ¿Sigues tendencias?

 

La forma de vestir que tengas por ejemplo y la forma en que te hace sentir esa ropa dice mucho de lo que necesitas para tu casa.

Si eres una persona muy práctica lo más seguro es que las estancias con muchos complementos decorativos y muy recargados no sean lo tuyo.

 

  1. ¿Qué es lo que no te gusta nada?

Haz un listado de todas las cosas que no te gustan dentro de tu vida, de las estancias de tu casa…

 

¿Hay algún color que no te guste?

¿Algún objeto que te traiga un mal recuerdo?

 

  1. ¿Qué quieres mantener?

Haz otra lista de todas aquellas cosas que sí te gustan y te traen buenos recuerdos.

Todo el mundo tiene complementos o regalos que le gusta tenerlos ahí por algún sentimiento de cariño.

Haz un tour en tu casa.

 

¿Hay colores o tipos de decoración que se repitan?

Es muy probable que estas decoraciones sean parte del estilo que mejor va con tu personalidad.

 

¿Tienes algún mueble que te encante aunque no combine con el resto de la decoración?

Puedes planear tu estilo alrededor de esa pieza.

Mueble que me gusta

SENSACIONES QUE NOS PRODUCE CADA COLOR

Vuelvo otra vez al tema de los colores y es que tienen muchísima importancia a la hora de decorar la casa: afectan en nuestro estado de ánimo.

 

Mira lo que nos dice cada uno de ellos:

  • Blancos y claros: Es la luz que se difunde y representa la paz, la calma y la armonía.  Ensanchan y elevan el espacio.

Habitación blanca

  • Rojo: color vivo,  expresa vida y alegría. Es el color de la sangre. Es muy estimulante y excitante. Significa emoción, acción y agresividad. Es muy positivo para quien necesita energía en el lugar en el que se encuentra.
  • Azul: puede expresar confianza, armonía, afecto, amistad, reserva, fidelidad y amor. Es el color del mar.

baño-azul

  •  Verde: Reservado y esplendoroso. Es la combinación de cielo, azul y el sol, amarillo. Verde esperanza. Es el color de la naturaleza, la juventud, el equilibrio…

Salon verde

  • Amarillo: Es el color de la luz y puede significar egoísmo, odio, risa o placer. Tienda a expandirse y avanza por las paredes dando una mayor dimensión.

Cocina amarilla

  • Naranja: Es el color del fuego. Es muy visible y nos lleva a la fiesta, el placer y a la presencia del sol.

comedor naranja

  • Gris: Es el color que iguala todas las cosas y nos acompaña a veces al aburrimiento, a la vejez o al desánimo. Es indeterminado.

salon-gris

  • Negro: lo opuesto a la luz. La noche es oscura y negra, triste y seria. Retraen y contraen las paredes, pesan y cierran la estancia.

Salon negro

Si te gusta mucho el color negro opta por elegir muebles o complementos de este color pero no invadas toda la estancia de negro si no tienes muchísimo espacio.

  • Morado: Significa calma, autocontrol, dignidad, pero también violencia.

Despacho morado

  • Marrón: la mezcla entre amarillo, rojo y azul. Es noble, cálido y acogedor con mucha fuerza y resistencia.

Baño marron

 

¿Ya has pensado qué colores son los que van más contigo?

Dale unas vueltas y hazte todas las preguntas necesarias. Seguro que encuentras buenas respuestas.

 

¿Por qué hablamos tanto de estilo?

Muchas veces se habla de estilos: rústico, retro, nórdico, minimalista, country, oriental, contemporáneo, étnico, ecléctico…

Suena muy bonito e interesante. Pero a menudo no sabemos identificar cada uno de estos estilos con lo que representan en realidad. Cierto es que hay que etiquetar a cada cosa con su nombre. Pero la mayoría de la gente no sabe a que se refiere cuando se habla de muchos de estos estilos.

Porqué hablamos de estilo de decoración

Yo, por ejemplo, como aficionada de la decoración, hay veces que no sabría relacionar ciertas fotos con estilos. Así que entiendo que a la gente se le haga complicado orientarse hacia un estilo determinado.

 Lo que realmente es importante es que cada una de las piezas, colores y conjuntos que tengamos alrededor  nos inspiren.

Además, la mezcla de estilos resulta muy interesante, así que no te marees pensando en si lo que has comprado pega o no pega con aquello otro.

 

¡No te preocupes por saber de decoración, preocúpate por sentir la decoración!

 

¿Te ha servido de algo est post? ¡Si es así pincha en ME GUSTA!

 

4 comentarios

  • Ivan Santacoloma dice:

    Hola a todos!

    Acabo de leer este post y me ha parecido interesantísimo la frase que has dicho Maite: “No te preocupes por saber de decoración, preocúpate por sentir la decoración”.
    Siguiendo con esta idea, leí hace ya algunos años un libro que os recomiendo si queréis acertar con el color y vuestros sentimientos. El título es: “PSICOLOGÍA DEL COLOR. CÓMO ACTÚAN LOS COLORES SOBRE LOS SENTIMIENTOS Y LA RAZÓN”.
    Seguiremos tus consejos Maite.

    Un saludo a todos!

  • Esther dice:

    Hola Maite,
    He leído con verdadero interés esta entrada. La verdad es que me ha sorprendido porque si respondo a todas esas preguntas siento que hago un test psicológico de verdadera profundidad. Los colores, muebles, tejidos, etc que nos rodean dicen mucho de nosotros. Plantearme el porque de esas elecciones tiene su intringulis.
    Me ha hecho mucha gracia reconocerme en algunos de tus comentarios “no, es que yo soy de los que necesitan verlo todo en conjunto para hacerme una idea”….. “bueno, para las paredes no sé, pero me gusta el rojo porque me recuerda al pañuelico de San Fermín” jajaja
    Me ha gustado mucho la explicación de lo que los colores representan, qué sutil e importante, así que tomo nota del libro sugerido por Iván.
    Graciassssssss

    • Maite Sarratea dice:

      Gracias Esther. La verdad que es importante ver el conjunto de las cosas antes de decidirte a comprar o hacer nada. Procuraré enseñaros pequeños trabajos con ántes y después en breve 🙂

Leave a Comment