Técnicas de pintura: estuco

Seguimos con las técnicas de pintura. En el Post anterior, si os acordáis, os enseñé la técnica del esponjado o trapeado.

Siguiendo en la misma línea, en el Post de hoy, os mostraré la técnica del estucado.

Materiales necesarios para realizar el estuco veneciano:

estuco_opt

  • Cinta de carrocero: para colocar sobre los rodapiés y marcos de la puerta así como en las zonas límites de pared y techo para no rebasar y pintar lo que no queremos.
  • Plástico cubre todo: para proteger aquello que corra peligro de poderse manchar.
  • Estuco veneciano (Por ejemplo Tintoretto de Titán)
  • Tinte de color para mezclar con el estuco y conseguir el color que deseamos en nuestra pared.
  • Llana de acero inoxidable
  • Espátula de acero inoxidable

 

Evidentemente, la técnica que os muestro hoy no es la verdadera, ya que la auténtica se realiza con cal apagada, mármol pulverizado, yeso, pigmentos naturales, etc. El más famoso es el estuco veneciano, que se inventó en Venecia a comienzos del siglo XV. Lo nuestro va a ser un “falso estuco”.

 

La superficie en la cual vamos a aplicar la técnica del estuco tiene que estar limpia, sin ninguna imperfección y sin grietas. Si es así, tendremos que aplicar aquaplast en las grietas para taparlas y dejar la superficie completamente lisa.

Lo siguiente que haremos será mezclar el tinte con el estuco para lograr el color deseado a aplicar en la pared.

 

1 – Primera capa

Aplicaremos una primera capa de estuco en la pared con ayuda de la llana, evitando que la pintura quede apelmazada o con rebabas. Dejaremos secar unas 6 horas y después de esto, con ayuda de la espátula, retiraremos las rebabas que pueda tener nuestra pared.

 

2 – Segunda capa

Después de que la primera capa haya secado, aplicaremos otra capa igual que hicimos con la primera, con ayuda de la llana. Dejaremos secar de nuevo, pero esta vez unas 24 horas.

A posteriori, volveremos a quitar las rebabas con la ayuda de la espátula y si vemos que hay demasiadas, podemos ayudarnos de una lija de grano fino.

 

3- Tercera capa

Después del secado, aplicaremos una tercera capa. Esta vez, aplicaremos el estuco con la llana de forma irregular, por trozos, y después extenderemos el estuco con la llana para cubrir el resto de la superficie de la pared.

Dejamos secar la tercera capa, un tiempo aproximado de 30 minutos y después con ayuda de la llana, bruñiremos la pared, presionando ligeramente para eliminar las imperfecciones.

 

4 – Cuarta capa: Opcional.

Una vez que haya secado, el estuco quedará brillante, pero si aun así queremos que brille más, bastará con aplicar una cera con un  trapo de algodón. Pasados unos minutos, se pasará otro trapo para sacarle más brillo.

 

estuco 2_opt

1 / 2 / 3

Parece una técnica engorrosa. Lleva su tiempo, no nos vamos a engañar, pero el resultado os encantará.

 

En los siguientes enlaces podréis ver cómo se aplica ésta técnica.

 

 

¿Os ha gustado la técnica del estuco?

 

Dale a ME GUSTA y coméntame lo que quieras!

Leave a Comment